Normalienado

NormalienadoCreo que desperté, pero me encuentro encerrado en la oscuridad. Es la deducción que, con horror, descubre mi mente. El pánico se dispara y golpeo buscando certezas con los brazos hacia los dos lados. Pegan contra superficies duras pero con reminiscencias de maderas. Pateo hacia delante y si bien más fuerte, es lo mismo. Por detrás, al retroceder, caigo con un susto que saltea un latido de mi corazón, sobre un extraño banco y tras él, la misma pared de mi encierro.

Mis nervios se consumen estériles y, sin detectar peligro, la marea defensiva animal disminuye y solo permanece alerta ¿Dónde estoy? La oscuridad es tan completa que mi cerebro produce algunos chispazos inexistentes a través de mis nervios ópticos inútiles. No hay viento, brisa ni nada. El aire está quieto, como esperando. No hace frío ni calor. Me toco la cara para sentir que existo. Mis manos recorren mis ojos y mi nariz, rozan mis labios, también mis orejas y finalmente se entretejen con mi pelo.

Lo encuentro muy tranquilizador, me calma y trato de razonar. Increíblemente, solo recuerdo haber bajado escaleras, de las comunes y de las mecánicas, siempre para abajo. Antes…, no existió nada ni después tampoco ¿No recuerdo mi nombre? No, ni siquiera alguna parte de una vida. Lo debe provocar esta oscuridad que me obnubila en un eterno presente lleno de nada. No lo entiendo, no tengo temor y en su lugar, al contrario, me siento con entusiasmo como al inicio de unas vacaciones.

Tengo hambre y en mi mano derecha aparece una magnífica rodaja de queso untada con miel. Tal es el placer de ese mordisco que ni advierto la taza de café con leche hirviente que sostiene mi izquierda. Al beber un trago, todo ese calor me hace encontrar el sol, que busca lento cubrir todo el suelo, derramándose por la ventana.

Todo se apaga de golpe, un rumor se acrecienta. Siento que todo tiembla y algo enorme y sin formas pasa sobre mí. El miedo me agarrota; soy cristal y cualquier golpe me haría pedazos. Sin querer perder mis facetas, lo escucho alejarse como una hormiga que retiembla con cada paso del gigante que se aleja. Vuelve la calma, la añorada negrura, la segura celda que me recluye pero también me protege.

Mi mente queda en blanco o en negro, no lo sé. Queda suspendida como aquella vez. Tus labios de fuego se derritieron con los míos y tus brazos atraparon mi cuello. Estoy aquí y nos siento allí, paseando abrazados por las veredas o los verdes del pasto, es lo único que puedo ver aparte de tus ojos. Tus ojos, es allí donde estoy diluido, todo tiene su color y floto y me zambullo en el reflejo de tu alma.

Otra vez el temblor presentido, la angustia del terror que se acerca. Ahora enloquecedora pues parece regresar desde el lado contrario. Otra vez cristal, hormiga y hasta polvo. Soy el sedimento que deja esa tormenta. Un juguete olvidado, sentado en la oscuridad, es lo que queda inerte tras su paso.

Sin embargo, esta vez es distinto, oigo pasos, un clic automático y los fluorescentes parpadean desde el techo. Deslumbrado, pienso que me quedé dormido un instante en el habitáculo del baño. Con dos trabajos casi no tengo descanso. Me estrello contra la puerta, pues no advierto que abre hacia adentro. Estos tontos episodios ya me preocupan. Miro la hora y, desesperado, por los diez minutos de retraso, subo las escaleras de a dos o tres escalones por vez para poder tomar la siguiente formación del subterráneo y retomar así mi vida normal.

 

Carlos Caro

Paraná, 20 de junio de 2014

Descargar XPS: http://cort.as/HFA6

 

 
Licencia de Creative Commons
Normalienado by Carlos Caro is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-SinObraDerivada 4.0 Internacional License. Creado a partir de la obra en https://carloscaro6.wordpress.com/.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s